Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image á
Scroll to top

Top

Sin Comentarios

3 Claves de Productividad: experiencia, habilidad y motivación

3 Claves de Productividad: experiencia, habilidad y motivación
Roger Llorens

Para una misma tarea o proyecto nos encontramos habitualmente con situaciones en que el tiempo requerido se modula en función de las personas que lo desempeñan. Es evidente que cuando es una sola persona la que lo lleva a cabo, el tiempo de realización dependerá de varios factores, entre los que destacaríamos la experiencia, habilidad y motivación.

EXPERIENCIA

Es más, un mismo empleado, en función del momento en que nos encontremos puede ser más o menos productivo. Por una parte el tiempo reporta experiencia, y la experiencia contrae los tiempos necesarios para llevar a cabo cada función en un proyecto. Si analizamos la productividad de nuestros empleados con un Diagrama de Gantt que muestre la evolución de todos los proyectos podremos identificar cómo han ido reduciéndose los tiempos para los procesos menos mecánicos a medida que el trabajador ha ido adquiriendo los conocimientos necesarios y acumulando experiencia.

HABILIDAD

Muy unida a la experiencia encontramos la propia habilidad del empleado. Hay procesos que requieren una pizca de talento, además del propio trabajo y dedicación, y en ellos encontraremos aquellas personas que son más capaces o eficientes para ciertas tareas que no otras. De nuevo, poniendo la vista en el Diagrama de Gantt podemos ver cuando las personas o equipos ya han alcanzado la experiencia mínima necesaria para realizar una acción, cuáles son las que la realizan en el menor tiempo y con la menor tasa de error. A partir de estos datos recogidos del Diagrama de Gantt podremos pasar a analizar cómo distribuir esos trabajadores y reasignar procesos para seguir optimizando los números de la empresa y el talento laboral, pues podría darse el caso de que algún empleado no estuviera trabajando en aquello para lo que realmente es bueno. Y esto nos lleva al siguiente apartado…

MOTIVACIÓN

¿Detectas un pico en positivo o negativo en el rendimiento de alguno de tus empleados? ¿Es una tendencia sostenida en el tiempo o algo puntual? Las personas tenemos fluctuaciones en nuestro desempeño laboral fruto de nuestra propia situación personal o familiar. Esto podría hacer descender la motivación por el trabajo, o bien dejarla en un segundo plano en según qué periodos.

Un empleado desmotivado es perjudicial para la empresa no solo por el descenso en productividad sino por el efecto contagio hacia el resto de compañeros con los que colabora. Los estados anímicos se transmiten, y generar un clima positivo hace que todo el mundo trabaje con una mayor alegría y autorrealización.

Cuidemos estos tres apartados para cada trabajador y monitoricemos sus cambios en el rendimiento a través de herramientas de gestión de proyectos como el Diagrama de Gantt. Y por si no sabes qué es todavía, os dejo aquí una guía gratuita sobre el Diagrama de Gantt, posibilidades, herramientas y métodos de aplicación.

Etiquetas

Envíanos tu comentario